COMO HACER UNA KOKEDAMA

COMO HACER UNA KOKEDAMA

Para hacer tu propia KOKEDAMA necesitaras los siguientes materiales:

- Una planta.
- Akadama (sustrato arcilloso).
- Turba.
- Musgo.
- Hilo o pequeño cordón.

En principio puedes hacer kokedamas con cualquier planta pero si quieres que dure bastante tiempo te recomendamos que uses una planta de interior, que no necesite luz directa del sol ya que sino no será compatible con el musgo y a larga el musgo o la planta terminarán muriéndose. También es importante que la planta elegida tenga un crecimiento lento sino rápidamente ocupará todo el sustrato y las raíces terminarán saliendo al exterior. Este hecho nos indica que la kokedama necesitara ser ampliada.

El procedimiento para realizar la kokedama es sencillo:

1.- Haz una mezcla con 3 partes de turba y 1 de akadama. Humedece la mezcla con agua y forma una bola de un tamaño apropiado al tamaño de la planta.

2.- Haz un agujero en su interior e introduce la planta, presiona bien y cubre la bola con el musgo. Puedes realizar la koke con cualquier tipo de musgo pero el más apropiado es el musgo sphagnum (se utiliza para realizar jardines verticales y como sustrato para plantas carnívoras) ya que es capaz de retener 20 veces su peso en agua.

3.- A continuación sujeta el musgo con un hilo dándole vueltas a la bola y haciendo pequeños nudos de vez en cuando. Es interesante que elijas un hilo fino de algodón del mismo color que el musgo para intentar que se vea lo menos posible. O por el contrario puedes darle el efecto contrario, es decir sujetar el musgo con un cordón grueso de un color llamativo que contraste con el color verde del musgo.

4.- Terminado el trabajo, sumerge la bola durante 10 minutos en agua templada, hasta que notes que ya no salen burbujitas, y déjala escurrir un rato. Y listo, ya tienes tu Kokedama, que podéis colocar elegantemente sobre un platito de tu elección.

LOS CUIDADOS

Manteen el sustrato siempre húmedo, pulverizándolo cuantas veces haga falta para que se mantenga así (más de una vez por día en verano). Fíjate que el ambiente no sea demasiado seco, ni frío, que no haya corrientes de aire que puedan dañar la planta y que nunca tenga sol directo. Acuérdate, siempre a la media sombra.

También podéis sumergir la planta de vez en cuando en agua templada por diez minutos como lo hiciste en el momento de hacerla, así se hidrata completamente. Y cada tanto agrégale algo de fertilizante líquido al agua, así le damos alimento a la plantita.

12243203_573474432803864_869159873973698302_n

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>